jueves, 19 de febrero de 2009

Poema tardío del dulce amor desencantado




Noche, noche oscura

vaya estupidez las noches son oscuras

como tus ojos malditos.


Nos volvieron a presentar en la misma
esquina raposa
y recargada de ojos metamorfos.

Nos saludamos como hijos de vecinos.

Bien. Bien.

Pero tú sabías, yo sabía...
que en algún pupitre escolar del viejo Liceo
pegamos nuestros chicles azucarados

sin decir agua va, agua viene...


Esta nocturna salida, queridita mía

hueles bien
y tus pecas siguen
la línea astronómica de las estrellas del norte.

Mis líneas son un poco difusas
pero simples
sencillas y cómodas:

me quedé aquí
soñando
si
soñando días enteros e inútiles
pedazo de carne ingrata
con la ilusa comezón por volver
a besarte
con sabor a menta o fruta.

Que pena olvidaras tan ligeramente
nuestro sabor favorito.
Hay cosas importantes que no deben olvidarse jamás!

Por ejemplo la goma de mascar que nos gustaba

y el cosquilleo serpenteante
de mi fálica firma
en la hoja suave
y tersa de tu envoltorio.

Ramberto Radamés, 2009 febrero


5 comentarios:

Carla dijo...

Me gusto mucho... como recordas cada detalle, sus pecas, sus besos...
Felicidades por lo que escribis!
La cancion de Calamaro es hermosa

Steki dijo...

Ups, por un momento pensé que era yo con mis pecas! Pero yo jamás olvido sabores, aromas, canciones, libros, recuerdos.
Llegué hasta aquí, desde lo de mi amiga Mucha, porque me dio mucho frío leer tu nick y quise venir a abrigarte un poquito, jeje.
Si no te parece mal, te linkeo. Espero tus coordenadas.
Que tengas una excelente semana!
BACI, STEKI.

Nicolas dijo...

Grandioso blog. Mucho arte. Mucho sentimiento dando vueltas. Y encima un temazo de andres calamaro, ideal para esta noche melancaaaaa. Paso por aqui por primera vez, pero seguire pasando, observando tus posteos, y disfrutandolos.

Un saludo!

Abril dijo...

Ojos negros de comer noche...
linda entrada.-
Mis saludos

Ivan Ignacio dijo...

Muy buen poema, la imagen que elegiste interesante