miércoles, 12 de marzo de 2008

Cuando los discos llovían en invierno


para mi recordada amiga Marcela Acuña S.(q.e.p.d. 1959-2007)


Y estuve aquí
siempre de noche
preparando el trago para tus ojos cenizos.

Y estuve allí donde los discos llovían en invierno
y bailabas
bailabas para mi que moraba en tu sonrisa

Reías al recordar cómplices
que bailamos esa tarde inocente frente a tanto público.

Nada importó porque éramos más fuertes que la roca
resistiendo la atronadora canción de la edad.

Tú y yo un mar de movimientos
gestos glaciales del hermoso vestido
tu cabello jugaba en el viento como golondrinas en primavera

Te soñabas princesa en la tibia tarde frente a todos
sabías que temblaba en tu mano suave alzada al cielo
mientras secretamente pretendía ocultar mi temblor
afirmado en la
ridícula humita de diseño escocés.

Estoy aquí para recordarte
siempre de noche
preparando el trago preferido
para tus ojos cenizos
que en mi corazón siguen brillando.


TK.


Imagen: photo sara pettersson


2 comentarios:

Manuela dijo...

Muy bonito

MI CORAZÓN AL DESNUDO Y CON FRÍO dijo...

Grcaias por tu visita Manuela
seas bienvenida
Un abrazo
T K